AMIGO AGRAVIADO SENTENCIADO A CADENA PERPETUA POR APUÑALAR HOMBRE Y SU PERRO PEQUEÑO DURANTE ATRACO EN LA CASA DE LA VÍCTIMA EN SAN CLEMENTE

OCDASeal

Fiscalia del Condado de Orange
Comunicado de Prensa


Tony Rackauckas, District Attorney
401 Civic Center Drive West
Santa Ana, CA 92701

Para Publicacion Inmediata
Caso # 06ZF0142




 

24 de abril, 2009

Contacto:

Susan Kang Schroeder
Consejera de Asuntos Publico
Oficina: 714-347-8408
Celular: 714-292-2718

Farrah Emami
Vocera
Oficina: 714-347-8405
Celular: 714-323-4486

AMIGO AGRAVIADO SENTENCIADO A CADENA PERPETUA POR APUÑALAR HOMBRE Y SU PERRO PEQUEÑO DURANTE ATRACO EN LA CASA DE LA VÍCTIMA EN SAN CLEMENTE

 

SANTA ANA – Hoy, un hombre que se sintió agraviado fue sentenciado a cadena perpetua por matar a puñaladas a su amigo y su perro pequeño durante un atraco del hogar donde él estaba viviendo hasta que fue rechazado. Salvador Marquez, de 28 años de edad, de la ciudad de San Clemente, fue declarado culpable por un juicio el 2 de marzo, 2009, de un cargo de delito mayor por homicidio, un cargo de delito mayor por abuso contra animales, y un cargo de delito mayor por robo de un vehículo. Las alegaciones adicionales por homicidio durante un atraco residencial, homicidio con tortura, y el uso de un arma mortal fueron declaradas verdaderas.

 

Marquez conoció a Stephen Clark, de 62 años de edad, cuando fue a su casa para instalar un satélite de televisión. Durante el curso de dos años, Marquez y Clark se hicieron amigos, y Clark usualmente lo dejaba a Marquez a que se quede un su casa en San Clemente porque Marquez no tenía un hogar permanente. En julio del 2006, Clark lo encontró a Marquez robándose las cañas de pescar en su casa y lo empujo fuera de la casa. Marquez se mudó a un motel en San Clemente.

 

Alrededor de las 10:30 de la noche, el sábado, 5 de agosto del 2006, Marquez regreso a la casa de Clark con la intención de atracarle y se metió por una puerta sin seguro del costado de la casa. Cuando la víctima lo confronto, Marquez apuñalo a Clark 98 veces usando dos cuchillos, cuales se rompieron a causa de la fuerza del ataque. También, Marquez apuñalo y mato al perro pequeño de Clark, Charlie, en acuchillarlo 60 veces con los mismos cuchillos.

 

Después de que asesino a Clark y mato a su perro, Marquez revolvió la casa de Clark y se robo cosas como una computadora, cañas de pescar, joyería, una colección de monedas, y otros objetos personales. De ahí, Marquez cargo la camioneta de Clark con todo lo que estaba robando y se huyo de la escena. La camioneta, cual tenía una cubierta plástica sobre el balde, estaba tan rellena con la propiedad de Clark que la puerta no serraba.

 

Cuando Marquez regreso a su motel, sus compañeros notaron que su ropa y zapatos tenían sangre. El acusado les dijo que se involucro en una pelea, y que “no se preocupen, el tipo ya no sigue en el mundo de los vivos.” De ahí, le ofreció a uno de sus compañeros $100 para que lo ayude a llevar la camioneta a Los Angeles. Alrededor de la medianoche, el 6 de agosto del 2006, mientras que Marquez manejaba con su compañero, la camioneta se quedo estancada sin gasolina a lado de Oso Parkway sobre la autopista 5. El acusado, quien se emborracho con su compañero después del asesinato, estaciono la camioneta a lado de la autopista, y los dos hombres se quedaron dormidos.

 

A la 1:00 de la mañana, un policía de California Highway Patrol paro para inspeccionar la camioneta estacionada a lado de la autopista. Marquez, quien aparecía borracho, tomo un examen de sobriedad y fue arrestado p