DETENIEN A MÁS DE 15 NIÑOS A TRAVES DE UN NUEVO PROGRAMA DE TOQUE DE QUEDA DE LA CIUDAD DE BUENA PARK PARA PREVENIR PANDILLAS

OCDASeal

Fiscalía del Condado de Orange
Comunicado de Prensa


Tony Rackauckas, District Attorney
401 Civic Center Drive West
Santa Ana, CA 92701

Para Publicación Inmediata







29 de abril, 2010

Contacto:

Susan Kang Schroeder
Jefe de Personal
Oficina: 714-347-8408
Celular: 714-292-2718

Farrah Emami
Vocera
Oficina: 714-347-8405
Celular: 714-323-4486

DETENIEN A MÁS DE 15 NIÑOS A TRAVES DE UN NUEVO PROGRAMA DE TOQUE DE QUEDA DE LA CIUDAD DE BUENA PARK PARA PREVENIR PANDILLAS

 

BUENA PARK – Ayer por la noche, jóvenes en violación de las ordenanzas de toque de queda fueron sometidos a detención gracias a un programa de toque de queda de la Ciudad de Buena Park que se enfoca en la prevención de pandillas. Esta aplicación de toque de queda, es dirigido por la nueva organización conocida como Buena Park Gang Reduction and Intervention Partnership (GRIP), se enfoca en prevenir a que jóvenes participen en o que lleguen ser víctimas de pandillas criminales. GRIP se ocupa en identificar cuales jóvenes están bajo riesgo, en el mejorar su participación escolar, y prevenir actividad de pandillas. Al presente hay comités de GRIP en las ciudades de Anaheim, Orange, San Clemente, San Juan Capistrano, y Stanton.

 

Ayer por la noche, del 28 de abril del 2010, un equipo formado de oficiales de la ley del Departamento de Policía de Buena Park (BPPD), el Fiscal del Condado de Orange (OCDA), el Departamento de Libertad Condicional del Condado de Orange, y la organización Community Service Programs, Inc. (CSP), esforzaron el toque de queda mientras patrullaban por las calles de la Ciudad de Buena Park en busca de jóvenes menores de 17 años de edad, que andaban fuera de casa después de las 10:00 de la noche, en violación de las leyes de toque de queda de la ciudad.  

 

A jóvenes de la Ciudad de Buena Park se les prohíbe estar fuera de casa entre las 10:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana del próximo día, a menos de que estén acompañados por un pariente o hayan circunstancias donde participan en empleo, en una actividad educacional, o en caso de emergencia. 

 

El esfuerzo de toque de queda se aplicó mayormente en áreas donde el crimen y/o actividades de pandillas son acentuados. Los equipos de oficiales que aplicaron el toque de queda, encontraron a 15 jóvenes 13 hasta 17 años de edad fuera en público en violación de las ordenanzas de toque de queda. Además de aplicar el toque de queda, los oficiales también asistieron con el patrullaje tradicional en las vecindades destinadas. 

 

Los 15 jóvenes, quienes estaban en violación de las leyes de toque de queda, fueron trasladados en patrullas a las oficinas de BPPD, y fueron detenidos hasta que sus padres llegaron a recogerlos. Antes de regresar al joven a la custodia de su pariente, el pariente y el joven tuvieron que reunirse con representantes de la Fiscalía del Condado de Orange y OCPD para discutir los peligros y consecuencias legales que enfrentarán por la violación del toque de queda. Las consecuencias legales por violar las leyes de toque de queda incluyen el procesamiento por delito menor con castigos de multas hasta seis meses en la cárcel para los padres y cárcel juvenil para el joven, más los costos asociados.

 

Los padres también se reunieron con representantes de la organización Community Service Programs, Inc. para recibir información sobre recursos, como clases para padres, tratamientos para el abuso de drogas, y terapia para la familia.