Dos ciudadanos rumanos que se hacen pasar por agentes de inmigración acusados por delitos de odio por buscar a victimas hispanas en robos callejeros por todo el Condado de Orange

FOR IMMEDIATE RELEASE 

Date: June 26, 2024

Case #: 24CF1628

 

 

PRESS RELEASE

 

Kimberly Edds

Director of Public Affairs

                                Office: 714-347-8405, Cell: 714-504-1917

media@ocdapa.org

Dos ciudadanos rumanos que se hacen pasar por agentes de inmigración acusados por delitos de odio por buscar a victimas hispanas en robos callejeros por todo el Condado de Orange

Los acusados se aprovecharon de vendedores ambulantes de comida, trabajadores y tras personas que creían que eran inmigrantes indocumentados temerosos de ser deportados para robar dinero en efectivo

Dos hombres acusados por secuestro y robo en el Condado de Contra Costa son buscados por delitos similares por el oeste de Estados Unidos.

Laurentiu Baceanu                              Alexandru Vasile

SANTA ANA, Calif. – Dos ciudadanos rumanos han sido acusados con crímenes de odio por hacerse pasar por agentes de inmigración estadounidense. Buscaron a víctimas Hispanas quien ellos creían ser inmigrantes ilegales por el Condado de Orange para usar el miedo a la deportación para quitarles su dinero y tarjetas de débito. Los hombres fueron acusados de colgarse identificaciones de policia falsas en el cuello, y habar con sus víctimas en español y amenazar que los iban a deportar si no les daban su dinero y sus tarjetas de débito. Ellos tenían un arma en su carro durante por lo menos uno de los robos.

Los dos sospechosos, quienes se cree que están en Estados Unidos ilegalmente y tienen relación con organizaciones criminales rumanas, también han sido acusados con secuestro grave, privación ilegal de la libertad, y robos en el Condado de Contra Costa, y se sospecha que también han cometido crímenes similares en el Condado de Santa Clara, y posiblemente en los estados de Washington y Nueva York.

En el Condado de Orange, Laurentiu Baceanu, de Rumania, y Alexandru Vasile, de Rumania, fueron acusados el lunes con 11 cargos por delitos graves de crímenes de odio en conexión con 11 diferentes victimas en el Condado de Orange. En varios de los robos se identificaron como agentes de inmigración estadounidense y agentes de Aduanas, policías, o agentes de la FBI. Individualmente enfrentan una condena máxima de 29 años en prisión estatal si son condenados por todos los cargos.

Bacceanu y Vasile están detenidos sin derecho a fianza después de que los fiscales del Condado de Orange argumentaron con éxito, que estos sospechosos son un riesgo para la seguridad pública, leyendo en corte una declaración de un informe policial donde uno de los sospechosos confirmo que el “dirigió sus acciones a los hombres hispanos porque cargan efectivo, no son inteligentes, no pelean y tienen miedo debido a su estatus migratorio y no le llamarían a la policía.”

Autoridades están pidiendo que cualquier persona quien cree que pudo haber sido victima de un crimen similar contacte a su departamento policial local o al Crime Stoppers del Condado de Orange por medio de 855-TIP-OCCS or www.occrimestoppers.org.

Baceanu y Vasile también fueron acusados el lunes en el Condado de Contra Costa con un delito grave de secuestro para cometer robo, un delito grave de robo de cajero automático en primer grado, un delito grave de robo en segundo grado, un delito grave de encarcelamiento falso por violencia, y un delito grave de hurto mayor de propiedad personal. Esta previsto que sean juzgados primero en el Condado de Orange antes de enfrentar cargos en el Condado de Contra Costa.

En enero, fiscal del distrito del Condado de Orange Todd Spitzer y policía del Condado de Orange anunciaron el arresto de 48 sospechosos que se cree que están vinculados a crimen organizado en Rumania. Fueron arrestados en diferentes partes del Condado de Orange como parte de un programa para acabar con las operaciones de skimming dirigidas a los beneficiarios de fondos de asistencia pública con el propósito para pagar necesidades básicas incluyendo, pañales, formula y comida. Entre esos arrestados a resultado del programa se encontraba Florin Duduianu, uno de los criminales mas buscados en Rumania, quien fue posteriormente acusado por un gran jurado federal y condenado por acceder fraudulentamente a fondos de asistencia del gobierno.

California perdió mas de $108 millones en beneficios de CalWORKS (ayuda en efectivo a familias dependientes) en 2023. Estas pérdidas relacionadas con el “skimming” ocurren primariamente durante los primeros cinco días de cada mes, ya que los ladrones se dirigieron a beneficios en efectivo de CalWorks, administrado a residentes de California por medio Cuentas de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT).

Se ha determinado que varios de los sospechosos ingresaron a Estados Unidos a través de cruces fronterizas ilegales y una falta de historial criminal lo ha hecho difícil para que los fiscales argumenten a favor de una fianza mas alta o sin fianza. Por la primera vez en 25 años, la región de San Diego se ha convertido en el destino principal para inmigrantes que ingresan a Estados Unidos por la frontera del sur ilegalmente, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

“Delincuentes con lazos al crimen organizado de Rumania siguen aprovechándose de las victimas más vulnerables aquí en el Condado de Orange y por toda la nación usando la porosa frontera sur como el camino directo para entrar a Estados Unidos con el propósito de cometer delitos. El Departamento Estatal y el Departamento de Seguridad Nacional son dolorosamente conscientes del riesgo significativo que representan las redes de delincuencia organizada para Estados Unidos, pero en lo que el presidente Biden está ocupado perdonando millones y millones de préstamos estudiantiles, continúa ignorando la función más básica del gobierno – protegiendo la seguridad del público,” dijo fiscal del distrito del Condado de Orange Todd Spitzer. “En lo que sus víctimas luchan por tener comida en su mesa y un techo sobre las cabezas de sus hijos, estos ladrones están entrenando para llevar a cabo operaciones sofisticadas para aprovecharse de las personas que saben que es poco probable que denuncien haber sido víctimas y luego usen su dinero para ayudar a financiar los lujosos estilos de vida que sus víctimas solo pueden soñar. La humillación y miedo que estos individuos infligieron a sus victimas debido a su origen étnico percibido es nada menos que repugnante. En el Condado de Orange no toleramos el odio y cualquier delito motivado por el origen étnico o la raza de alguien será procesado con todo el peso de la ley.”

El 8 de junio, 2024 un vendedor de comida estaba vendiendo comida de su carrito en Tustin cuando se arrimaron dos hombres en un vehículo. Se identificaron como policías, los hombres, que después fueron identificados como Baceanu y Vasile, son acusados de haberle pedido su identificación y decirle que estaban buscando billetes falsos. Demandaron dinero y si rehusaba darles el efectivo, le dijeron que sería deportado. Ellos son acusados de robar $380 en efectivo y su identificación mexicana.

El 15 de junio, 2024, un hombre y su hijo estaban caminando en la ciudad de Tustin cuando dos hombres en un Audi se arrimaron, y dijeron ser agentes del FBI que buscaban a un hombre. Después que demandaron ver su identificación, le preguntaron al padre e hijo si el dinero en sus carteras era real. Las victimas comenzaron a sospechar y llamaron a la policía, pero los hombres se fueron y se llevaron parte del dinero de las víctimas.

El mismo día un hombre iba en bicicleta a casa de su trabajo en la ciudad de Westminster cuando el fue parado por dos hombres que dijeron ser agentes de ICE y demandaron ver su identificación y dinero. Son acusados de haberle dicho a la víctima que, si no les daba su dinero, seria deportado.

El 17 de junio, 2024, un hombre estaba en el estacionamiento de un restaurante cuando dos hombres se arrimaron y se identificaron como agentes de inmigración. Son acusados de haber demandado ver su identificación y robarse el efectivo junto con la tarjeta de debito y PIN del hombre.

El 18 de junio, 2024, un hombre va a el Departamento Policial de Westminster para reportar que le habían robado dinero de su aplicación bancaria junto con efectivo y una tarjeta de debito después de entregar su teléfono a dos hombros que lo detuvieron en la calle y se identificaron como agentes de ICE buscando a un hombre que falsificaba dinero.

El mismo día una mujer reporto a la policía de Anaheim que había sido señalada por dos hombres quienes decían ser trabajadores inmigrantes quienes pidieron ver su papeleo migratorio y luego le robaron más de $800 en efectivo.

El 20 de junio, 2024, tres hombres estaban en el estacionamiento de un Home Depot en Anaheim cuando dos hombres con insignias alrededor de su cuello se arrimaron y se identificaron como oficiales de la policía. Después de demandar ver su papeleo migratorio, les robaron el efectivo a los hombres y se fueron manejando.

Poco tiempo después, un hombre caminando en la calle en Anaheim fue acercado por dos hombres en un vehículo quienes se identificaron como agentes de ICE y amenazaron llevarlo a un centro de deportación si no les daba su cartera. Son acusados de haberse robado mas de $600 en efectivo antes de aventar la cartera de su camioneta y irse.

Cinco horas después, la policía de Anaheim localizo una camioneta Audi Q7 en la ciudad de Fullerton que se cree que fue utilizada en dos robos en Anaheim ese día. Laurentiu Baceanu y Vasile Alexandru fueron arrestados bajo la sospecha de robo.

Baceanu y Vasile han se han declarado inocentes y están programados para aparecer ante el tribunal para una audiencia previa al juicio el 2 de julio de 2024 en el Departamento C57 en el Centro Central de la Justicia en Santa Ana.

El fiscal de distrito adjunto Gerard Gully de la Unidad de Pandillas de TARGET esta procesando este caso.

Click here for Full Press Release

###