DOS COYOTES SENTENCIADOS A CADENA PERPETUA POR SECUESTRAR A UNA MADRE Y SU HIJO DE 5 AÑOS DE EDAD PARA DEMANDAR RESCATE

OCDASeal

Oficina del Fiscal,  Condado de Orange
Comunicado de Prensa


Tony Rackauckas, District Attorney
401 Civic Center Drive West
Santa Ana, CA 92701

PARA PUBLICACION INMEDIATA
Caso # 05HF2101


 




6 de marzo del  2009

Contacto:

Oficina:
Celular:

Contacto:

Oficina:
Celular:

Susan Kang Schroeder
Consejera de Asuntos Publico
714-347-8408
714-292-2718

Farrah Emami
Vocera
714-347-8405
714-323-4486

DOS COYOTES SENTENCIADOS A CADENA PERPETUA POR SECUESTRAR A UNA MADRE Y SU HIJO DE 5 AÑOS DE EDAD PARA DEMANDAR RESCATE

 

SANTA ANA – Hoy, dos coyotes condenados por secuestrar a una mujer Brasileña y su hijo, y demandar pago de rescate fueron sentenciados a cadena perpetua en prisión estatal. Reynaldo Junior Eid, de 49 años de edad, de la ciudad de Nueva York en Nueva York, y Alaor Docarmo Oliveira Jr., de 55 años de edad, de la ciudad de Danbury en Connecticut, fueron encontrados culpables el 19 de marzo del 2008 por un jurado de dos cargos de delito mayor por secuestro con el intento de demandar rescate.

 

En el 2005, Jefferson R., un Brasileño que estaba viviendo ilegalmente en los EE.UU., se puso en contacto con un coyote y le pago $14,000 por el arreglo de trasladar a su esposa de 24 años de edad, Ana R., y su hijo de 5 años de edad, Iago R., desde Sao Paolo en Brasil hasta Florida. De ahí, Ana R. e Iago R. volaron por avión a Mexicali, en México, para comenzar el proceso de entrar en los Estados Unidos. De un coyote al otro, las víctimas viajaron dentro de México hasta Tijuana, y cruzaron la frontera llegando a San Diego.

 

El 21 de noviembre del 2005, las víctimas fueron dejadas en una gasolinera en la ciudad de Costa Mesa y recogidas por los coyotes Eid y Oliveira. De ahí, los acusados llevaron a Ana R. e Iago R. al Hotel Travelodge en la calle Newport de Costa Mesa, donde se quedaron en un cuarto del motel. El 23 de noviembre del 2005, los acusados contactaron a Jefferson R. en Florida para decirle que querían más dinero.

 

El 24 de noviembre del 2005, Eid y Oliveira le dijeron a Ana R. que si esa tarde no recibían $14,000 extra, la iban a llevar a Nueva York a ella y su hijo para que trabajen como pago de la deuda en vez de reunirla con su esposo. El esposo de la víctima llamo a una amiga, viviendo en el Condado de Orange, para pedirle ayuda a que vaya al hotel para ayudarlos a huir. La amiga fue al Hotel Travelodge, pero los acusados le cerraron la puerta en la cara, y comenzaron a amenazar a las víctimas. La amiga llamo a la policía y llegaron mientras los acusados intentaban de huir con las víctimas.

 

“Esta sentencia envía un mensaje resonante de las consecuencias que les espera a aquellos que se involucran en tráfico ilegal de humanos y que ponen las vidas de otros en riesgo únicamente para ganarse beneficios,” dijo Robert Schoch, un agente especial de la Oficina de Investigaciones en Los Angeles del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE). “ICE continuara de trabajar en conjunto con las agencias de la ley  aquí en el sur de California para asegurar que los coyotes y sus socios sean castigados por el temor y sufrimiento que causan.”

 

La Oficina del Fiscal del Condado de Orange trabajo con El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) para investigar este caso. El caso fue procesado por el fiscal asistente Andre Manssourian de la Unidad de Procesamientos Especiales.